Hermano de minero atrapado: ''No nos sirve que vengan aquí a sacarse fotitos''

Andrés Sánchez afirmó que los trabajadores avisaron cerca de las dos de la madrugada del viernes que el pique se estaba inundando, pero ningún supervisor de la minera se acercó a ver la situación. ''No vamos a estar tranquilos hasta que veamos a nuestro hermano saliendo con su compañero'', recalcó.

Chile Chico-. Mientras continúan las labores de rescate en la mina Delia 2, los familiares de Enrique Ojeda y Jorge Sánchez han sostenido reuniones con las autoridades regionales y de la propia empresa Minera Cerro Bayo.

En ese contexto, Andrés Sánchez, hermano de uno de los dos operadores atrapados, aseguró que la empresa incurrió en una eventual negligencia, luego de que los trabajadores advirtieran, cerca de las dos de la madrugada, que el pique estaba siendo afectado por filtraciones de agua.

“Ellos avisaron temprano, pero ningún jefe se acercó a ver si era verdad lo que estaban diciendo. Cuando el supervisor fue, fue como a las cuatro de la noche, cuando llegó ya estaba inundada la mina”, relató a radio Bío Bío.

“La esperanza de nosotros es que ellos estén en el refugio, es la única esperanza que tenemos, o que se haya hecho un taco y que no haya llegado el agua adonde están abajo”, agregó Andrés Sánchez.

El familiar también fue crítico con el trabajo de coordinación realizado por el gobierno, asegurando que hasta el domingo solo habían tenido comunicación con el director regional de Onemi, Sidi Bravo, pero no con la Intendenta Karina Acevedo.

“Nadie ha venido a darnos una respuesta o a tratar de ayudar un poco. No vamos a estar tranquilos hasta que veamos a nuestro hermano saliendo con su compañero. Esperamos que esto se divulgue para que las autoridades envíen ayuda, porque a nosotros no nos sirve que vengan aquí a sacarse fotitos, queremos que actúen”, afirmó.

Hasta ahora, la empresa Mandalay Resources, dueña de Minera Cerro Bayo, ha lamentado el accidente a través de un comunicado de prensa en el que además informó que todos los esfuerzos están concentrados en encontrar y rescatar a los dos trabajadores.

Para esto, incluso, la empresa pidió ayuda internacional para contar con personal especializado en este tipo de rescate, debido a la gran profundidad (1.300 metros) en la que están atrapados los dos operarios.